Entradas

La Empresa Familiar confirma su compromiso con la sostenibilidad económica, social y medioambiental

Pamplona.- Octubre 2021. Más de una veintena de miembros de ACEFAM han acudido a Pamplona al XXIV Congreso Nacional, organizado por el Instituto de la Empresa Familiar, en colaboración con ADEFAM y con el patrocinio de Banco Santander y KPMG, para reafirmar su compromiso con la sostenibilidad económica, social y medioambiental.

Su Majestad el Rey Felipe ha participado en la inauguración oficial que, bajo el lema ‘Trabajamos por una sociedad mejor’, ha congregado a 500 empresarios familiares de todo el país con el objetivo de mostrar el peso que las empresas familiares tienen en la economía nacional. Además, han participado en el acto de apertura el presidente del IEF, Marc Puig, la ministra de Industria, Reyes Maroto, y la presidenta de la Comunidad Foral de Navarra, María Chivite. El presidente el PP, Pablo Casado, también participa en la jornada.

Como punto de partida, los presidentes del Instituto de la Empresa Familiar y de las 18 Asociaciones Territoriales de Empresa Familiar vinculadas han firmado una declaración institucional en la que reafirman el compromiso de las empresas familiares españolas con las mejores prácticas de gestión que favorezcan una sostenibilidad, que se ha de entender desde tres ángulos diferentes inseparables: empresarial, social y medioambiental.

La declaración institucional contempla, entre otros aspectos, la importancia de aplicar políticas de sostenibilidad tanto en la vertiente medioambiental como la económica y social. Además, señala que los empresarios familiares tienen una gran vocación de continuidad, con una visión a largo plazo y un gran compromiso por las generaciones futuras. Para las empresas familiares es de vital importancia promover la igualdad de género, la inclusión social y la generación de empleo estable y de calidad, principios que considera básicos y esenciales para el correcto funcionamiento de las empresas y también de la sociedad.

Podéis leer el manifiesto íntegro:

“La pandemia ha marcado de forma dramática el comienzo de la tercera década del Siglo XXI. En España el COVID 19 ha acabado con la vida de miles de personas y ha provocado una crisis económica sin precedentes. Sus devastadoras consecuencias sobre el empleo han acentuado las desigualdades en nuestra sociedad.
La pandemia ha puesto en evidencia nuestra fragilidad, pero también ha permitido aflorar el impulso de empresas, instituciones y, en general, de todos los ciudadanos para abordar un cambio de paradigma en las relaciones económicas y sociales.

Europa ha puesto en marcha un plan de ayudas histórico, imprescindible para la recuperación, que tiene en la sostenibilidad su eje central. Sostenibilidad entendida en su triple vertiente: medioambiental, económica y social.

Ciudadanos, empresas e instituciones han interiorizado que la sostenibilidad es la piedra angular sobre la que construir una sociedad mejor. Sin un compromiso real por parte de todos no hay futuro posible.
Las empresas familiares hemos trabajado desde siempre con una visión a largo plazo y un compromiso auténtico con las generaciones futuras, con nuestro entorno y nuestras comunidades.
Por ello, en este momento histórico queremos redoblar nuestros esfuerzos y liderar este impulso que nos aúna con las instituciones, las demás empresas y todas nuestras comunidades.

Desde aquí, en Pamplona, en octubre de 2021, el IEF y sus dieciocho Asociaciones Territoriales vinculadas, en su calidad de acreditados representantes de las empresas familiares de España, asumimos un triple compromiso: Compromiso empresarial: nuestra misión es satisfacer las necesidades de nuestros clientes y consumidores teniendo en cuenta los intereses de nuestros trabajadores, nuestros proveedores, las comunidades en las que operamos y la sociedad en su conjunto, gestionando nuestras empresas con una visión de largo plazo, pensando en las siguientes generaciones, con criterios éticos que permitan un crecimiento sostenible.

Compromiso social: queremos fomentar la diversidad, promover la igualdad entre los géneros, la inclusión social y la generación de empleo estable y de calidad, adecuado a las necesidades de las empresas.

Compromiso medioambiental: queremos gestionar nuestras empresas de forma respetuosa con el medioambiente, implantando las modificaciones necesarias en nuestros procesos para reducir y, eventualmente, eliminar, las emisiones de C02 e identificando actuaciones alternativas que compensen aquellas emisiones que, transitoriamente, no sean eliminables. Adoptaremos las medidas necesarias para reducir cualquier otro tipo de externalidades en cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible aprobados por la ONU”.

El manifiesto ha sido firmado por Marc Puig (IEF), José Luis Martínez Lázaro (Asociación Andaluza de la Empresa Familiar), José María Salazar (Asociación Asturiana de la Empresa Familiar), Esther Vidal Ferrer (Asociación Balear de la Empresa Familiar), Vicente Alciturri (Asociación Cántabra de la Empresa Familiar), Amadeu Jori Armengol (Asociación Catalana de la Empresa Familiar), Miguel Ángel Leal Adame (Asociación Extremeña de Empresa Familiar), Maite Antón Puntes (Asociación de la Empresa Familiar de Alicante), Alfonso Sesé Asensio (Asociación de la Empresa Familiar de Aragón), Manuel del Valle (Asociación de la Empresa Familiar de Canarias), Juan Ignacio de Mesa Ruíz (Asociación de la Empresa Familiar de Castilla-La Mancha), Rocío Hervella Durántez (Empresa Familiar de Castilla y León), Victor Nogueira García (Asociación Gallega de la Empresa Familiar), José Ma Tortosa Martínez (Asociación Murciana de la Empresa Familiar), Victoria Plantalamor Contreras (Asociación para el Desarrollo de la Empresa Familiar de Madrid), Daniel Marín Bueno (Asociación Riojana de la Empresa Familiar), Vicente Boluda Fos (Asociación Valencia de Empresarios), Francisco Esparza Unsain (Asociación para el Desarrollo de la Empresa Familiar Navarra), Andrés Sendagorta Mcdonnell (Asociación Empresa Familiar de Euskadi).

 

Las agrupaciones empresariales cántabras firman un manifiesto para fomentar las inversiones en la región

Santander, septiembre de 2021. ACEFAM y el resto de las asociaciones empresariales de la región han firmado un manifiesto en favor de agilizar los trámites administrativos para facilitar las inversiones en la región.

CEOE-CEPYME Cantabria, Cámara de Comercio de Cantabria, Cámara de Comercio de Torrelavega y ACEFAM urgen al gobierno de Cantabria a la toma de decisiones que faciliten
las inversiones en la región. Existe una gran preocupación en el empresariado de Cantabria por la demora en la gestión administrativa de las licencias de apertura de nuevos negocios o las licencias para su ampliación y creemos que ha llegado el momento de exponer públicamente nuestro hartazgo por la situación creada.

Tras la pandemia, que ha tenido consecuencias gravísimas en la salud y también en la economía de nuestra región, los empresarios estamos convencidos de que una parte importante de la recuperación tiene relación directa con la atracción de inversiones y la consolidación y ampliación de los negocios ya existentes. La evidente ralentización que estamos observando en los procesos administrativos va en la dirección contraria de la recuperación económica y lastra fuertemente la creación de empleo y riqueza.

La agilidad y la simplificación en la tramitación burocrática es una parte importante de la atracción y las decisiones de inversión en un territorio. Hemos visto como en el pasado reciente -y también en la actualidad- proyectos importantes de inversión en nuestra Comunidad se han truncado por la complejidad burocrática y la dilatación de los plazos que tiene que cumplir cualquier emprendedor.

Los empresarios estamos altamente preocupados por este asunto que hemos trasladado desde hace prácticamente dos años al gobierno de Cantabria. Creemos que es fundamental que en el Plan de Recuperación Económica la administración facilite y acompañe los procesos de inversión, especialmente cuando otras Comunidades cercanas o de un potencial similar han agilizado extraordinariamente los plazos y los trámites para captar inversiones. El País Vasco, La Rioja o Castilla y León tienen procesos más ágiles que Cantabria. Son nuestros vecinos y también nuestros principales competidores. Debemos actuar sin demora.

Por ello CEOE CEPYME puso en marcha un grupo de trabajo para conocer, comparar y buscar fórmulas que optimizasen los procesos administrativos para la obtención de licencias de actividad. Este grupo, integrado por profesionales de distintos sectores y actividades, realizó un estudio sobre la situación de la normativa vigente en Cantabria en lo relativo a la tramitación de licencias urbanísticas y de comprobación ambiental.

Las propuestas presentadas apuntaban mejoras en tres áreas de actuación:

• Mejoras legislativas
• Eliminación o simplificación de tareas administrativas
• Coordinación entre administraciones y mejoras tecnológicas

El resultado del análisis señalaba que existen muy buenas oportunidades de optimizar los tiempos y las gestiones, si se trabaja de forma coordinada.

Compartimos los resultados con el Gobierno Regional en un afán de colaborar -desde la responsabilidad y el espíritu constructivo- en la reactivación de la economía de la región.

El estudio fue presentado en la Mesa especializada de responsabilidad social corporativa del Consejo del Diálogo Social, que decidió la creación de un grupo de trabajo para el estudio de las propuestas planteadas. Como resultado de esa primera iniciativa, se aprobaron diversas mejoras en la Ley de Acompañamiento a los presupuestos 2021, mejoras que, aunque bienvenidas, eran claramente insuficientes. Por esta razón, en enero de este año se impulsaron nuevamente los trabajos con el Gobierno para completar el desarrollo normativo propuesto. Estas acciones han terminado por enredarse en las diferentes Consejerías e instancias oficiales sin que seamos capaces de vislumbrar cuando y como finalizará este periplo. Y mientas tanto las oportunidades para la atracción de inversiones se siguen perdiendo.

Llegados a este punto los presidentes de las asociaciones firmantes, que representamos prácticamente el 100 % del empresariado de Cantabria, nos vemos en la obligación de levantar la voz y exigir una solución a esta dejadez. Es imprescindible incrementar el ritmo de las decisiones del Gobierno Regional. Es imprescindible acelerar, agilizar y priorizar este asunto que es vital ahora y lo será también en el futuro.

Debemos seguir el ejemplo de esas otras Autonomías para hacer de Cantabria un destino atractivo para el inversor y, al mismo tiempo, un lugar donde mejora la calidad de vida de sus habitantes.

No hay tiempo que perder. Cada día que pasa una inversión puede desviarse a otro lugar, mermando la capacidad de recuperación y lastrando la creación de empleo. Debemos actuar antes, más y mejor; el futuro de Cantabria ya no puede esperar.

Santander, septiembre de 2021

CEOE CEPYME CAMARA DE CANTABRIA CAMARA DE TORRELAVEGA ACEFAM