“Si veis una mínima oportunidad, luchadlo mientras podáis”

Si hay una constante que define la carrera empresarial de Manuel Huerta Terán es la búsqueda constante de nuevas oportunidades de negocio. Primero dentro de su empresa familiar y después como inversor en proyectos empresariales de diferentes sectores. Una trayectoria marcada por el aprendizaje continuo y una confianza absoluta en sus compañeros de viaje.

empresa familiar“Si veis una mínima oportunidad, tenéis que lucharlo mientras el proyecto no haya muerto empresarialmente” dijo como consejo final en la charla que protagonizó dentro del ciclo Líder 10. Esta iniciativa de formación y aprendizaje, impulsada por las asociaciones de empresa familiar de Cantabria, Madrid y Castilla y León, facilitar a las generaciones más jóvenes de las familias empresarias la posibilidad de aproximarse en primera persona a iniciativas de reconocido prestigio.

Ante una docena de asistentes, Huerta Terán hizo un recorrido por su trayectoria desde que decidió cambiar su posición en el sector bancario por regresar a Cantabria y tomar las riendas de su empresa familiar. Entre otros hitos, Oxital pasó de ser una entidad con 60 trabajadores a contar con 250 en tan solo cuatro años. Ayudado por un gran equipo, descontinuó la división de aguas; constituyó el departamento de Residuos Sólidos Urbanos, optimizó el tratamiento de los lixiviados convirtiendo a Oxital en referente internacional y lideró el proceso de diversificación que les llevó a adquirir la conservera Fredo La Estrella del Norte hace cinco años.

En un tono muy cercano y con la complicidad total de los asistentes, el empresario hizo especial hincapié en tres aprendizajes adquiridos a lo largo de toda su carrera. El primero y fundamental fue proteger el valor diferencial que hace competitivo a cada uno de los negocios. “En sectores con mucha concentración, debemos proteger y cuidar cualquier circunstancia que nos haga diferentes y dejar de hacer aquello en lo que no podemos competir”, matizó. “Es la única forma de garantizar la sostenibilidad de nuestras empresas”.

Un aspecto que va en consonancia con la máxima de aprovechar al máximo cualquier oportunidad de negocio que se considere atractiva. Esa visión a largo plazo y confianza en su producto fue determinante para enderezar el rumbo de la diversificación emprendida con el sector de las conservas. Así, contó como ejerció de comercial de la marca para abrirse paso en un negocio en el que apostaron por la calidad como vector de diferenciación. “Somos unas cuantas compañías en el ámbito de la anchoa las que tenemos como objetivo hacer la mejor anchoa del mundo, no la más barata”, concluyó Huerta Terán que ha hecho que Fredo pase de la quiebra a tener presencia en 4 países.

El segundo de los valores que destacó durante la charla fue el aprendizaje continuo. Iniciativas como las promovidas por el Fórum ACEFAM o la Escuela de Accionistas le parecen fundamentales. “¿Por qué hay escuelas de contables o de consejeros, pero nadie nos enseña a ser accionistas?”, preguntó retóricamente el ponente. En ese sentido, ciclos como Líder10 o propuestas como el Consejo Asesor Junior, que el propio Huerta desarrolla en Oxital, ofrecen oportunidades formativas de calidad a las nuevas generaciones.

“Hay que formase continuamente”, insistió Huerta para hilar la tercera reflexión que compartió con los asistentes. “Es importante que todas las decisiones que toméis pasen por vuestro propio filtro y no os dejéis llevar”, dijo el empresario a los más jóvenes. “Mucha gente inteligente no toma las mejores decisiones porque se deja arrastrar o porque sigue tendencias que no son las más indicadas”, argumentó.

Tras la charla, la jornada continuó con una visita por las instalaciones y un almuerzo donde continuaron un interesante debate directamente con el protagonista de la sesión. Un contacto cercano en el que Huerta Terán reforzó la necesidad del sentido común como el principal valor a la hora de dirigir cualquier compañía y la obligatoriedad de aplicar esos razonamientos propios para definir una visión y un modelo propio en cada organización.

El encuentro con Manuel Huerta Terán ha sido el tercero de la presente edición de Líder 10 y el primero celebrado en Cantabria. Juan Suárez, CEO del Grupo Suárez, y Alfonso Jiménez, presidente de Cascajares, protagonizaron los encuentros anteriores celebrados durante los meses de octubre y diciembre respectivamente.