‘Historia de nuestras familias’, un recorrido emocional por el origen de algunas de las grandes empresas familiares de la región

28 de abril de 2022.- La familia empresaria cántabra ha presentado ‘Historia de nuestras familias: una mirada hacia los valores de las empresas familiares cántabras’, un libro que recoge la trayectoria de seis empresas familiares de la región, que forman parte de ACEFAM: Grupo SIECSA, Fernández Jove Group, Grupo Tirso, Industrias Jacinto Herrero, Semicrol y Tecnisa Campos.

La presentación ha tenido lugar en la Universidad de Cantabria y ha contado con las autoras del manuscrito, Ana María Serrano Bedia y Gema Piqueras, la directora de la Cátedra de la Empresa Familiar y coordinadora de este proyecto, Conchi López, y el rector de la Universidad de Cantabria, Ángel Pazos Caro. Además, a la presentación han asistido representantes de las compañías protagonistas, el presidente de ACEFAM y fundador de Semicrol, Vicente Alciturri, Sylvia de Miguel, Álvaro Herrero, Javier González e hijas, Antonio Fernández Jove y Pablo Fernández Cabrero, la familia Campos y gran parte de la familia empresaria de Cantabria.

El libro recoge el origen y la historia de las empresas y de las personas que la componen, desde sus orígenes hasta nuestros días. Cada uno de los capítulos del libro está dedicado a una de estas compañías y relata, a través de las conversaciones mantenidas con sus protagonistas, los valores, el compromiso y los retos de todas ellas, “el libro refleja el enorme patrimonio que tenemos en Cantabria y sintetiza a la perfección lo que son las empresas familiares de la región. Ha sido una labor colaborativa y de trabajo en equipo”, ha señalado Vicente Alciturri.

Las seis compañías, diferentes entre sí, una constructora, industrias del automóvil, tecnológica, asesoría o compañía de reciclaje tienen varios objetivos comunes: dar continuidad a sus proyectos, generar riqueza en la región y llevar a cabo la trasmisión de manera óptima. La mayoría de ellas se encuentran ya en la tercera generación con jóvenes empresarios al mando de las mismas.

Para Conchi López es importante dar valor a las compañías de la región que, en ocasiones gozan de un gran prestigio a nivel nacional e internacional, pero en Cantabria son grandes desconocidas, “es importante darles visibilidad, estas empresas han surgido con gran esfuerzo y deben servir de espejo para que las nuevas generaciones vean que es posible fundar una empresa y que salga adelante”. No obstante, esto está empezando a cambiar, el asociacionismo, la apertura internacional como parte de la estrategia de negocio para atraer el talento o la comunicación están marcando un cambio de tendencia, “las empresas tienen arraigo, se preocupan mucho por la tierra, ahora hay una mayor apertura y tienen más presencia en el territorio”, señala Gema Piqueras.

Si hay algo que define a todas las empresas familiares a lo largo del libro es el compromiso, la responsabilidad y el arrojo. De Grupo SIECSA el libro destaca la capacidad de los fundadores de encontrar oportunidades de negocio en momentos de crisis y transformar las amenazas en oportunidades. De Fernández Jove su inconformismo y la responsabilidad de seguir adelante ante cualquier amenaza que pueda surgir. De Grupo Tirso se pone en valor el trabajo en equipo y la unión familiar, que traspasa al resto de la plantilla, así como la acción social que lleva a cabo. La valentía es el rasgo de define a Industrias Jacinto Herrero por su “audacia para introducirse en ámbitos desconocidos y buscar nuevos socios con los que apoyarse». De Semicrol las autoras ponen el foco en una frase de su fundador: “la empresa es lo primero. Para que haya un legado la empresa debe estar siempre en primer plano”. Por último, de Tecnisa Campos se pone en valor el grupo humano, la organización interna, la actividad con los empleados y con los propios clientes.

El escrito recoge, además, algunos de los grandes temas de interés para las empresas familiares, por ejemplo, el gobierno corporativo, la gestión interna, la transmisión, la continuidad o las relaciones familia-empresa que, en ocasiones, son complicadas.

Este ensayo es, sin pretenderlo, un homenaje a los padres y a los abuelos de muchos de los que ahora se encuentran al frente de la gestión diaria de las empresas, que fueron los fundadores y los que sacaron adelante los negocios en su primera fase. “El libro está cargado de sentimientos de orgullo y de admiración para esos familiares a los que tienen como referentes. Los jóvenes tienen un gran sentido de la responsabilidad, no solo por la gestión de la empresa sino por la continuidad, son personas muy formadas con una clara visión estratégica”, apunta Piqueras.

Sobre la presencia femenina en las empresas familiares las autoras señalan que se han roto barreras y que, en la actualidad, hay muchas mujeres al frente de las empresas. “Antes la generación saliente delegaba la empresa en hijo mayor varón, pero ahora no, cada vez hay más mujeres al frente de grandes empresas. Las mujeres pueden tener un valor muy importante porque pueden ser también líderes emocionales”.

Las 116 páginas del libro muestran la ilusión, el trabajo, el esfuerzo y el sacrificio que supone fundar y mantener algunas de las grandes empresas de nuestra comunidad, que son los grandes motores de la economía cántabra, “este trabajo de campo ha corroborado empíricamente lo que ya sabíamos de ellas”, apunta López. Es importante que se conozca qué son, quiénes las forman y lo que hacen para aportar valor.