Fomentar la iniciativa de las nuevas generaciones para alcanzar el éxito

Las empresas familiares de Alicante, Cantabria y Canarias han conocido cuáles son las claves que deben seguir para alcanzar el éxito durante el desarrollo de un encuentro online, que ha sido organizado por la Asociación de la Empresa Familiar de Alicante (AEFA), la Asociación de la Empresa Familiar de Canarias (EFCA) y la Asociación Cántabra de la Empresa Familiar (ACEFAM). En este sentido, los expertos de Naru Consultores, Rafael Rodríguez y su hija Jaqueline Rodríguez, han incidido en la importancia de abrir caminos a la iniciativa de las generaciones jóvenes de la empresa familiar.

En ocasiones, según ha señalado Rafael Rodríguez, no se permite que la gente joven se desarrolle y para no caer en este error ha aconsejado que las generaciones antiguas den un paso atrás de manera que los jóvenes puedan avanzar. Como palanca para favorecer el futuro de la empresa familiar es importante que las nuevas generaciones tengan el control de las decisiones concernientes a la empresa, pero que la generación mayor pueda estar ahí para vigilar este proceso durante un tiempo determinado.

El webinar, titulado ‘¿Qué podemos aprender de los aciertos y errores de otras empresas familiares’, se ha iniciado con las palabras de bienvenida de la presidenta de AEFA, Maite Antón, quien se ha referido al problema estructural de escasa digitalización que tenían las empresas y que ahora se ha acelerado a raíz de la actual crisis. Antón ha subrayado además que los empresarios familiares “estamos en un aprendizaje continuo”.

Por su parte, la presidenta de ACEFAM, Paloma Fernández, ha agradecido la participación de los 65 asistentes que han seguido el acto de manera virtual desde distintos puntos de España, y también  ha  agradecido que los ponentes compartan su experiencia de 25 años en relación con la gestión de familias empresarias.

A continuación, ha tomado la palabra el vicepresidente de EFCA, Manuel Valle, quien ha aludido a la situación actual insistiendo en que las empresas están evaluando “la intensidad del cráter” que ha dejado la crisis y “analizando cómo salir del agujero”, un escenario que ha descrito como “inédito por su profundidad y por la incertidumbre” que ha ocasionado.

El director de EFCA, Luis Delgado, ha presentado a los ponentes que han coincidido en señalar la importancia de la comunicación entre los miembros de la familia empresaria para que el negocio tenga éxito y perdure en el tiempo. Asimismo, se deben crear las condiciones de acceso a la empresa en la que se garantice la formación y se disponga de la actitud adecuada para trabajar en ella.

Otra de las claves defendidas por Rafael Rodríguez ha sido la necesidad de que la familia dé ejemplo, ya que para Rafael Rodríguez “la familia se tiene que respetar a sí misma para ser respetada y que el resto de gente la respete”. Cuando no se anteponen las necesidades de la empresa y el empresario no se plantea crecer, el consultor insiste en que se siembra un escenario de problemas y de mal funcionamiento a corto o largo plazo.

Jaqueline Rodríguez ha reseñado la importancia de “generar las condiciones para que la generación joven tenga éxito profesional” tras contar el caso de un empresario con baja autoestima que no se sentía reconocido por el personal de su empresa hasta que hizo aportaciones de éxito en el modelo de negocio. En relación con las cuestiones de patrimonio, esta consultora ha puntualizado que “tan importante es crear patrimonio, como protegerlo”, por lo que ha recomendado “no tener todos los huevos metidos en la misma cesta”.

La visión de futuro es determinante en la empresa familiar, un modelo que ya de por sí tiende a mirar al largo plazo de manera natural. De ahí, que sea crucial que la organización disponga de una misión empresarial que marque una dirección clara y que, según apunta Rafael Rodríguez, permite mejorar su rentabilidad. Como recomendación general, insiste en que la misión empresarial debe “estar bien definida y ser compartida por la familia empresaria, ya que produce una tremenda unidad”.

Dentro de los órganos de Gobierno, se ha puesto de manifiesto la importancia de contar con un Consejo de Administración que funcione debidamente y se ha hablado de los beneficios que genera la participación de asesores externos en los Consejos de Administración, que deben ser independientes. En relación con el momento de la sucesión se ha recalcado la necesidad de consensuar un protocolo familiar que se incorpore a la vida de la familia y de la empresa, así como de establecer un plan sucesorio que estructure la toma de decisiones cuando llegue la etapa sucesoria.

Por último, se ha recomendado a los asistentes del webinar que eviten la cronificación de los conflictos, tratando de prevenir su aparición y solventándolos cuando surjan. Sobre ello, Jaqueline Rodríguez ha matizado que “no es mejor la empresa familiar que nunca ha tenido un conflicto, sino la que lo ha tenido y lo ha sabido solucionar”. Ambos ponentes han vuelto a insistir en la necesidad de que la familia empresaria tenga capacidad de diálogo como clave para afrontar cuestiones relacionadas con la gestión empresarial.