El brexit es “una mezcla entre desastre y oportunidad”

La Asociación Cántabra de Empresa Familiar ha vuelto a la celebración de actos presenciales reuniendo como ponentes a dos empresarios cántabros cuya actividad profesional está íntimamente ligada al Reino Unido. Se trata de Javier Cavada, presidente de la empresa especializada en tecnología de almacenamiento de energía Highview Power, y José Luis González Pescador, CEO de ABC Logistic, operador logístico en España, Irlanda, las islas británicas y Benelux. El objetivo de la jornada era conocer su visión sobre las consecuencias que pueda tener el Brexit sobre la economía de Cantabria y España.

Jornada presencial sobre el brexit

Ambos ponentes han coincidido en señalar que aún es pronto para conocer el verdadero efecto de la ruptura porque “falta información” y aún hoy existe una “tormenta de arena que impide una correcta visibilidad”, tal y como reseñaba González Pescador. En opinión de Javier Cavada, el brexit está siendo “una mezcla entre un desastre y una oportunidad”. El ingeniero cántabro está convencido de que muchas cosas seguirán siendo como siempre han sido y que tras una previsible caída de la economía, se producirá un efecto rebote que habrá que saber aprovechar.

González Pescador afirma que las necesidades de importación del Reino Unido seguirán siendo las mismas. En el corto plazo su empresa se ha tenido que adaptar al cierre británico y ahora sus mercancías entran por Irlanda, donde trabaja con un socio estratégico bajo la modalidad de transporte no acompañado. Los remolques y contenedores que sus camiones mueven a los puertos españoles se embarcan y en el desembarque son recibidos por socios locales que los transportan hasta su detino final. Esta vía de negocio está creciendo tanto que ABC Logistic decidió adquirir en el pasado mes de diciembre 20 nuevos remolques para abastecer su tráfico internacional con Irlanda. Una inversión de 600.000 euros en plena pandemia.

Jaime Cavada preside una compañía puntera a nivel mundial cuya tecnología resulta estratégica para consolidar el crecimiento de las energías renovables en Reino Unido. El almacenamiento de energía es la clave para implementar la alternativa a los combustibles fósiles. Los británicos aspiran a multiplicar por cuatro la aportación de la energía eólica en 20 años. Quieren que la isla sea “la Arabia Saudí del viento” y a la vez ser autónomos en su abastecimiento energético. Dice el ingeniero cántabro que llevan muchos años preparando el brexit para retomar su capacidad de decisión individual y evitar su obligación de solidaridad con el resto de países de la Unión Europea.

González y Cavada coinciden en que el brexit no está en absoluto planificado. No han contratado el personal de aduanas que necesita ni el sistema informático que lo soporte. Las reglas están siendo difusas y eso puede ser una oportunidad para los empresarios españoles, que son “extraordinariamente creativos”. Dice el presidente de Highview Power que no se puede afrontar el brexit “con la mentalidad de hacer negocios de los alemanes o los japoneses, sino que hay que ser mucho más flexibles”. Esta es la oportunidad que ve el empresario santanderino.

González Pescador cree que las empresas que tengan relaciones con Reino Unido deben ser hiperflexibles y con capacidad de adaptación. El consejo del especialista es trabajar siendo capaces de redefinir constantemente la cadena logística con el fin de evitar los posibles problemas de frontera con Reino Unido.

Eólica en Cantabria

Durante el coloquio posterior a la exposición de los ponentes, Javier Cavada hizo referencia a la contestación social y el revuelo político que ha suscitado el desarrollo eólico en la región. El empresario considera que “todo el planeta se mueve con eólica”. Cavada cree que ciertas discusiones “resultan irrelevantes y ralentizan el desarrollo tecnológico”. En su opinión Cantabria tiene un potencial eólico obvio que es necesario aprovechar porque “no hacerlo aumenta la dependencia energética y aumenta la pobreza”.