COVID-19. Comunicado de ACEFAM

En línea con el comunicado hecho público por el Instituto de Empresa Familiar, las empresas cántabras asociadas de ACEFAM mostramos nuestro total compromiso en la lucha contra el COVID-19 y en el cumplimiento absoluto de las medidas puestas en marcha con motivo de la declaración del estado de alarma.

Dada la situación que estamos viviendo, las familias empresarias de nuestra comunidad queremos mostrarnos especialmente agradecidas con los sanitarios, fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, operarios, personal de servicios esenciales y todos aquellos que están trabajando duro sirviendo a los demás en estos momentos tan difíciles.

Igualmente, las empresas familiares de ACEFAM quieren mostrar su solidaridad con todas aquellas personas y entidades que están sufriendo dificultades económicas y laborales por culpa de esta situación. Todas y cada una de nuestras organizaciones estamos enfrentando con gran inquietud esta situación excepcional y sufriendo en primera persona la paralización de la economía.

Este es el momento de mirar a aquellas empresas centenarias que conviven entre nosotros o pensar en lo que habrían hecho nuestros padres y abuelos para superar la crisis. La gran lección aprendida por experiencia propia es que en momentos de graves dificultades es fundamental permanecer unidos y tener altura de miras.

España es un gran país y sin duda superará esta situación. Ahora es momento de pensar soluciones ante la delicada contracción económica que se nos ha planteado. Por ello pedimos a las autoridades la adopción de medidas urgentes para garantizar que todo el mundo pueda volver a su trabajo y a su vida normal una vez finalizada la emergencia sanitaria.

Desde el tejido local del empresariado cántabro consideramos fundamental adoptar medidas absolutamente excepcionales en cuanto a obligaciones tributarias y legislación laboral. Las empresas familiares seguimos remontando la pasada crisis con notable esfuerzo y la implicación de nuestros equipos humanos. Nuestra responsabilidad es seguir tirando de la economía, la de la Administración poner fondos, facilidades y agilidad para los proyectos sobre los que se construye nuestra sociedad.

Las empresas familiares cántabras colaboraremos en todo ello. Somos las compañías que apuestan por el territorio con visión a largo plazo y responsabilidad social. A pesar de la gravedad, saldremos fortalecidos si trabajamos juntos y se toman las medidas adecuadas.