ACEFAM entrega el premio Mención Especial en la novena edición de STARTinnova

ACEFAM ha entregado el premio Mención Especial en la novena edición de STARTinnova, el certamen que galardona a los mejores proyectos escolares de la mano de empresas de Cantabria, impulsado por El Diario Montañés.

Entrega de premios de Start Innova en el Palacio de festivales——–Foto Roberto Ruiz 11-5-20222

Álvaro Herrero, director de Proyectos de Innovación de Industrias Jacinto Herrero, ha sido el encargado de entregar el premio en nombre de la Asociación de la Empresa Familiar al equipo NES, formado por alumnos del IES José María de Pereda, por su proyecto ‘CrazyFood Coupon’, creado junto a Bathco, su empresa mentora y a Eduardo López, mentor del proyecto.

Herrero señaló en su discurso que el futuro de las empresas familiares depende de la capacidad de retener y atraer el talento, y animó a los jóvenes a continuar con su formación, “somos empresas intensivas en empleo y con arraigo al territorio en el que estamos. Necesitamos gente como vosotros: inconformistas, imaginativos, con capacidad de trabajo equipo, capaces de coger una idea y luchar por llevarla a éxito”.

Además, insistió en el compromiso que la Asociación de la Empresa Familiar tiene con este certamen desde sus inicios y agradeció a los tutores de los centros educativos y a los mentores de las compañías su “dedicación e ilusión” para que estos proyectos salgan adelante.

A la gala, que ha tenido lugar en el Palacio de Festivales, asistieron la consejera de Educación, Marina Lombó y el consejero de Industria, Javier López Marcano, entre otras personalidades. Lombó señaló que la formación profesional no se puede entender sin la vinculación y conexión con el mundo de la empresa y la administración.

En total han participado 680 alumnos, que conforman 127 equipos. De ellos, los diez mejores pasaron a la fase final. El mejor proyecto de Bachillerato y FP y Grado Medio ha recaído en el equipo Ferrada, del Colegio María Auxiliadora. El Mejor Proyecto STARTinnova de FP ha sido para el equipo Lighting Towers, del IES Las Llamas, con su proyecto ’Airum’ con Grupo GOF y el Mejor Proyecto STARTinnova Mentores 2021-2022 ha sido para los estudiantes de la Escuela de Arte de Cantabria, gracias a su proyecto ‘Uwarn’.

Este año, como novedad, los miembros de los 10 proyectos finalistas acudirán al Parque Científico y Tecnológico de Cantabria el próximo 31 de mayo, donde podrán contactar con estudiantes de Formación Profesional y Universitarios e intercambiar dudas o preguntas.

Entrega de premios de Start Innova en el Palacio de festivales——–Foto Roberto Ruiz 11-5-20222

José Luis Glez Pescador en LEFC: “la guerra ha sido el detonante de la subida de los precios, pero hay que atender a la debilidad de nuestra cadena de suministro”

8 de abril de 2022.- Los empresarios familiares con actividades en los sectores de la energía, materias primas o transportes consideran que es preferible que el Gobierno impulse una reducción de impuestos en detrimento a la concesión de ayudas directas a los sectores más afectados.

Esta es una de las reflexiones que han esgrimido José Luis González Pescador, CEO de ABC Logistic, Héctor Dominguis, CEO de la empresa valenciana GDES, y Pedro Palomo, CEO de la segoviana Octaviano Palomo en la última sesión de la temporada del ciclo La Empresa Familiar Comparte, un evento organizado por las Asociaciones Territoriales de la Empresa Familiar, patrocinado por Credit Suise.

La ponencia, ‘Ucrania, adaptación en períodos de incertidumbre’, giró en torno a la invasión rusa de Ucrania y a sus derivadas en materia económica y social. José Luis González Pescador se mostró partidario de lograr un pacto sectorial, “lo menos intervencionista posible y a corto plazo”, para mejorar la productividad del sector, con el fin de hacer frente a la actual coyuntura inflacionista. Asimismo, defendió que el Gobierno retorne a la economía el incremento de ingresos fiscales que está obteniendo por el efecto de la inflación.

El CEO de ABC Logistic considera que el causante primero de la crisis que estamos viviendo ahora proviene de la guerra de Ucrania, pero reconoce que hay otros factores que también han influido, “la guerra de Ucrania ha sido el detonante de la subida de los precios de los combustibles, pero también hay que atender a la debilidad de nuestras cadenas de suministro, estamos muy deslocalizados y eso da una debilidad muy importante”.

González Pescador señala que en nuestro país la atomización del sector está acarreando grandes problemas en el sector logístico, “aquí la media por empresas es de 3,5 camiones, en Alemania está en torno a los 200 camiones por empresa. La infraestructura de nuestro país no está preparada y eso es un problema”.

Existe una gran incertidumbre en el transporte debido a las fuentes de energía, “el problema fundamental en el sector es que no sabemos qué camino coger, compramos camiones de gas, pero hay muchas empresas que no pueden poderlos en carretera debido al elevadísimo coste”, reconoce.

Industria energética

Para Héctor Dominguis, CEO de GDES, empresa valenciana especializada en la prestación de servicios a la industria energética, lo que ha hecho la guerra en Ucrania ha sido precipitar y acentuar una crisis energética que venía de lejos y que ha puesto de manifiesto la debilidad de la estrategia energética de España. A su juicio, “la estrategia energética hay que planificarla con años de antelación, procurando reducir la excesiva dependencia que, en el caso de España, tenemos de terceros países”.

A su juicio, el debate energético en España padece una excesiva politización y, en su lugar, debería guiarse por criterios científicos y tecnológicos, y defendió un mix energético que limite la dependencia de terceros países y permita mantener los precios estables. “Con los datos científicos en la mano, no tiene sentido que en España se contemple el cierre de centrales nucleares en los próximos 10 años y se apueste por los ciclos combinados cuando hay tensiones en el suministro de gas, cuando además la energía nuclear emite la misma cantidad de CO2 que la eólica y tiene igual o menor impacto que las renovables, realidad que defiende el propio Centro Común de Investigación de la Unión Europea”.

Dominguis explicó que no hay ningún país en el mundo que se plantee un mix energético íntegramente renovable. “Es un objetivo irrealizable, y si lo fuera, sería desaconsejable. Las energías renovables son variables y necesitan estar respaldadas por una fuente de energía estable, ya sea gas, carbón o energía o nuclear”.

Para el CEO de GDES, en la actual coyuntura inflacionista y caída del crecimiento, la mejor opción sería “reducir la presión fiscal sobre las rentas, al tiempo que sería deseable configurar un marco fiscal que haga viable la generación de energía nuclear”.

Sector alimentario

El sector de la alimentación es otro de los sectores estratégicos que ya veían presionados por el alza en los precios de las materias primas antes de que estallase el conflicto en Ucrania.  “Desde 2020, hemos tenido muy malas cosechas de cereales en algunas zonas del planeta, ocasionando un problema de oferta que se ha visto ahora agudizado con la guerra. No hay que perder de vista que Ucrania produce cerca del 30% del mercado mundial de cereales”, explicó Pedro Palomo, CEO de Octaviano Palomo, la empresa segoviana especializada en la comercialización y distribución de cereales, fertilizantes, y materias primas para la industria agroalimentaria.

A su juicio, esta situación plantea la necesidad de diseñar unas políticas de cultivos más estratégicas, que amplíe los márgenes y los plazos para la transición hacia una economía íntegramente verde, y a corto plazo apostó por “una bajada de impuestos que permita compensar la pérdida de competitividad de la economía española, más penalizada que el resto de sus competidores europeos por un nivel de inflación más alto que la media europea”.

Vicente Alciturri, en Onda Cero Cantabria

Este martes, Vicente Alciturri concedió una entrevista a la Brújula, de Onda Cero Cantabria, donde hizo un repaso general a los aspectos que más afectan a la Empresa Familiar. Asimismo, el presidente de la Asociación reflexionó sobre los resultados de la encuesta interactiva que se realizó en el Reencuentro en Primavera, donde se preguntó a los asistentes cómo está afectando el contexto político-económico nacional e internacional a sus compañías y, a su vez, cuáles son sus perspectivas empresariales de cara al presente ejercicio.

 

Podéis escuchar la entrevista en el siguiente enlace a partir del minuto 13.

➡️Entrevista Vicente Alciturri, Onda Cero Cantabria

 

Encuesta interactiva 2022. Reencuentro en Primavera

El pasado jueves realizamos la habitual encuesta interactiva sobre la coyuntura económica y política del país y de nuestra región, así como de las tendencias y de los retos de las empresas en este ejercicio.

Para empezar, preguntados sobre la situación económica y política de Cantabria, la puntuación media es de 3,24 y 3,52 respectivamente, siendo 1 la peor valoración y 9 la más alta. Los resultados son aún más bajos si preguntamos sobre la percepción económica y política del país, con una media de 3,06 y de 1,58, reflejando así una preocupación creciente por la situación a nivel local y nacional.

A pesar de la percepción político-económica, el 51,6% de los empresarios familiares cántabros prevén un aumento de la cifra de ventas en sus compañías, en este 2022 y un 57,6% cree que aumentará su inversión en la Región respecto al año pasado. Asimismo, el 51,5% prevén mantener los niveles de empleo actuales y un 41% tiene previsto ampliar su plantilla a lo largo de este año.

Hay que tener en cuenta que las empresas que componen ACEFAM son muy heterogéneas. Cada una de ellas tiene unas características propias por lo que la actual coyuntura socio-política no afecta a todas de igual manera, por ello, el 57,6% prevé invertir en algún proceso de internacionalización y casi la otra mitad no contempla hacerlo. Lo que sí tienen previsto hacer casi toda la totalidad de las empresas consultadas es invertir en innovación, casi un 90%.

La guerra de Ucrania, la crisis de suministros y el elevado coste energético son algunos de los factores que más van a influir en el contexto económico y social de cara a los próximos meses. Los empresarios califican con un 6,67 el impacto negativo del conflicto bélico sobre sus empresas. Respecto el aumento de costes energéticos la media es de 7,52, donde más de un 50% califica con la máxima puntuación el impacto negativo que esto tendrá en su empresa. El dato es similar si atendemos a la crisis de suministros y materias primas, con una media de 7,18.

La inflación es otro de los grandes problemas a los que se enfrentan los empresarios. Para hacer frente al aumento, casi el 68% cree que subirá el precio de venta de los productos o servicios, frente a un 27% que asumirá estos costes con una bajada del margen de beneficio.

Por otro lado, disminuyen la preocupación que la pandemia del coronavirus ha generado en las empresas, con una puntuación media de 3,42. Un 30% de los encuestados puntúa con un dos los efectos actuales de la Covid-19 sobre la actividad de sus empresas. Por el contrario, un 3% cree que la pandemia todavía les afecta mucho, por lo que califican con un 9 el impacto negativo derivado de esta crisis en la actualidad.

Dentro de los proyectos educativos que quiere impulsar la Asociación se encuentra el modelo de FP Dual, ciclos formativos adaptados a las necesidades reales de las empresas. Preguntados por la urgencia de implantar este modelo en la formación de los jóvenes, un 72% considera que es muy urgente, con una media de 8,27 y un porcentaje de casi un 73% otorgando la máxima puntuación.

Aquí podéis ver los resultados de la encuesta:

Encuesta Interactiva 2022 V1 - Vote System 1

Carlos Tejedor Lázaro: «El éxito va unido al fracaso, la vida del empresario es muy poliédrica»

Este jueves se celebró el tercer encuentro de Líder 10, el programa impulsado por la Asociación de la Empresa Familiar de Castilla y León, la Asociación de la Empresa Familiar de Madrid y la Asociación Cántabra de la Empresa Familiar, destinado a los jóvenes empresarios procedentes del Fórum.

En esta ocasión, el anfitrión ha sido Carlos Tejedor Lázaro, presidente ejecutivo de Grupo Tejedor Lázaro, quien se encargó de contar a los asistentes cuál es el trabajo que desempeña en la compañía, así como los orígenes y la actividad de la empresa.

El encuentro ha sido enriquecedor, “he podido conocer y hablar con los jóvenes, algunos de ellos están empezando, pero otros ocupan puestos de responsabilidad en sus compañías. Se ha creado un clima de conversación y debate altamente interesante”.

Tejedor Lázaro hizo un repaso sobre los orígenes del grupo, una empresa fundada en 1951 por José Luis Tejedor y por Ana Lázaro, sus padres. Ambos pusieron la semilla de lo que hoy es una multinacional líder en el sector de la nutrición, la salud y el bienestar animal a nivel global.

La jornada comenzó en las oficinas centrales de la empresa en Fuentepelayo, en Segovia, después el grupo hizo una visita a la planta y finalmente tuvo lugar una comida.

Tejedor Lázaro quiso hablar de sus éxitos, pero también de los fracasos a los que ha tenido que hacer frente, “el éxito va unido al fracaso, he querido transmitirles que la vida del empresario es muy poliédrica y, por ello, debemos aprender a salir de todas las situaciones con un equilibrio y resiliencia”.

Sobre las nuevas generaciones de empresarios Tejedor señala que se trata de jóvenes con mucha fuerza, mucha ilusión y, sobre todo, con muchas ganas.

La compañía se fundamenta en cuatro valores que consideran indispensables, que son trasversales y que marcan el camino del trabajo: el buen humor, el esfuerzo, la sostenibilidad y la familia.

El programa Líder 10 es una iniciativa pensada para que los jóvenes conozcan el funcionamiento interno de otras compañías y para que puedan intercambiar sus impresiones con los dueños de las empresas y con los otros miembros del Fórum que están en una situación semejante.

La próxima sesión tendrá lugar en el mes de marzo con Carmen San Martín, directora General de Bodegas Hijos de Alberto Gutiérrez, una de las bodegas más antiguas y representativas de la D.O. Rueda.

Fondos Europeos de Recuperación: «Ahora o nunca»

La Asociación Cántabra de Empresa Familiar ha celebrado su tradicional acto de fin de año con la colaboración de Banco Santander. ACEFAM ha animado a los empresarios familiares de la región a participar de la presentación de proyectos para optar a los fondos Europeos de Recuperación y Transformación. Las familias empresarias también han expresado su opinión sobre la coyuntura económica y política en plena pandemia, así como sus previsiones para el próximo ejercicio.

Fondos de Recuperación

El acto ha contado con la presencia de José Luis Blanco, director del Instituto de la Empresa Familiar, que representa a las cien mayores compañías de este tipo en nuestro país. El IEF está siendo uno de los órganos asesores del Gobierno de España en la articulación de mecanismos de colaboración entre la Administración y las empresas de cara a la captación de fondos europeos.

En este sentido José Luis Blanco ha destacado que la línea de digitalización y modernización del plan nacional puede ser una gran oportunidad para las pymes cántabras, que por su tamaño tienen más difícil generar sus propios grandes proyectos. Estas ayudas “pueden ser suficientes para que muchos de vosotros podáis dar un salto competitivo”, ha destacado el directivo del IEF.

Junto a Blanco, Manuel Iturbe, director territorial para Cantabria y Asturias de Banco Santander, ha ofrecido el apoyo de la entidad a las empresas familiares que quieran participar de este proceso de recuperación. “Nos sentimos parte de la solución” ha remarcado el ejecutivo del banco, quien también ha destacado el carácter emprendedor de los empresarios familiares cántabros.

Por su parte la presidenta de las familias empresarias de la región, Paloma Fernández, ha vuelto a destacar la necesidad de unidad de acción de las organizaciones empresariales con el fin de crear un marco de colaboración público privada que permita la captación de Fondos Europeos de Recuperación para nuestra comunidad autónoma. En este sentido la presidenta de ACEFAM ha asegurado que se necesita un “impulso coordinado para acelerar los procesos de digitalización y sostenibilidad que se nos demandan”.

Dentro de la tradicional encuesta del acto de Navidad, casi un 20 % de las empresas asociadas afirma que tiene proyectos para presentar a la Administración, mientras que otro 20 % está todavía trabajando en ello. No obstante existe un 42 % de empresas que reconoce tener interés pero no saber muy bien cómo actuar para presentar una idea. Paloma Fernández no ha ocultado que los procesos de aprobación de proyectos serán complicados para las empresas familiares principalmente por su tamaño. No obstante ha apostado por “hacer clústeres y trabajar unidos para salir de esta gran crisis lo antes posible y con prosperidad”.

ACEFAM admite que es responsabilidad de las empresas participar y entender el bien común como única fórmula para presentar proyectos valiosos. En este sentido la asociación vuelve a dirigir la mirada a los dirigentes públicos para solicitar “una Administración fuerte, diligente y leal”. Las empresas familiares son conscientes de que la pandemia ha acelerado los cambios en el mercado global, de manera que España y Cantabria muy especialmente viven una situación de “ahora o nunca”, afirma la presidenta.

Por otra parte las empresas familiares de Cantabria consideran que es “una gran irresponsabilidad” proponer la recuperación de figuras impositivas como el Impuesto de Sucesiones y Donaciones. En demasiadas ocasiones este tipo de cargas puede ser la causa del cese de actividad y hacer inviable la continuidad de las empresas.

Encuesta de coyuntura

La Empresa Familiar de Cantabria sigue manifestando una profunda preocupación por la situación política de España. La habitual encuesta de fin de año de ACEFAM refleja una puntuación muy baja de 1,42 frente al 3,3 con el que los empresarios valoran la situación regional. Además, la pandemia está teniendo un efecto desigual en este ejercicio, de manera que algo más de la mitad de los encuestados está viendo cómo baja su facturación, caídas que superan el 15 % para algo más de la tercera parte. Alrededor de un 35 % de los encuestados estima que su actividad se mantiene estable a pesar de la crisis.

La visión general de la economía que tienen las empresas de ACEFAM merece una valoración de 3,7 en el caso de Cantabria y de 3,3 en el caso de España. De cara al próximo año casi el 40 % espera aumentar su facturación, mientras que un 20 % cree que caerá. El otro 40 % seguirá en cifras como las de este año. No obstante, casi la mitad de los encuestados espera recuperar los niveles pre-covid de facturación y empleo en 2021. Un 42 % prevé la recuperación en 2022 y un 10 % opina que será ya en 2023.

El empleo afectará también a las empresas familiares. Un 30 % de las encuestadas cree que su plantilla se reducirá en el próximo ejercicio, si bien más del 20 % confía en poder aumentarla y casi la mitad aguantará sus puestos de trabajo. Tradicionalmente la Empresa Familiar se diferencia de otro tipo de compañías en que repercute las crisis sobre el empleo en mucha menor medida. Aguantan más y son más resilientes.

Casi un 40 % de las empresas encuestadas afirma que no ha solicitado ERTE con motivo del coronavirus y prácticamente la tercera parte ya ha vuelto a la normalidad después de haber pasado por una regulación temporal de empleo. El resto sigue trabajando con un mínimo porcentaje de la plantilla en regulación.

Poco más de la mitad las empresas familiares encuestadas ha solicitado créditos ICO asociados a la necesidad de liquidez con motivo de la pandemia. En cuanto a sus inversiones parece que son los procesos de internacionalización los que más frenados se ven en el actual contexto. Hay un 60 % de empresas internacionalizadas, pero su esfuerzo inversor en esta área va a ser menor que en otros ejercicios. Donde la respuesta positiva parece casi unánime es en el capítulo de innovación puesto que prácticamente un 90 % asegura que piensa invertir en este capítulo durante 2021.

Dentro de los retos a corto plazo para las empresas familiares de Cantabria, la captación y retención de talento aparece como uno de los más destacados (un tercio de los votos), seguido de la sostenibilidad (29 %) y la necesidad de ganar tamaño (19,40 %). La transición hacia un modelo digital o la innovación parecen ya estar bien integradas en las agendas de trabajo de las empresas familiares y no se manifiestan como un reto acuciante (menos del 10%).

Las empresas familiares cántabras se suman al movimiento #DamosLaCara

  • Las compañías de la Asociación Cántabra de la Empresa Familiar impulsan, junto a otras más de 1.300 de toda España, un proyecto para superar la crisis sanitaria y económica
  • Las empresas familiares representan el 82,5% del total de empleo privado en la región

Empresarios y trabajadores de empresas familiares impulsan el movimiento #DamosLaCara, una iniciativa para mostrar su compromiso para superar la actual crisis sanitaria y económica. Las compañías que integran la Asociación Cántabra de la Empresa Familiar (ACEFAM) se han sumado ya a este movimiento para colaborar en la recuperación del bienestar y del empleo de la región, ya que aglutinan el 82,5% del empleo privado y el 61,8% del PIB de Cantabria.

Los protagonistas de esta campaña son las personas que conforman las empresas familiares de nuestro país, más de 1.400 compañías y cerca de 1,4 millones de personas, que representan en términos globales casi el 90% del total del tejido productivo y el 67% del empleo privado. La fortaleza de este tipo de empresas se plasma en una mayor resiliencia y solidaridad en tiempos de crisis, lo que deriva en un aumento de la longevidad: las empresas familiares sobreviven una media de 33 años frente a los 12 de las no familiares.

“Un proyecto de recuperación económica exige credibilidad para que vuelva la confianza. Las necesarias decisiones de las empresas para salvaguardar el empleo requieren estabilidad institucional y solvencia en las decisiones de política económica”, asegura Paloma Fernández, presidenta de la Asociación Cántabra de la Empresa Familiar.
En Cantabria, empresas como Semicrol, Tirso, Codelse, GOF y ABC Logistics son algunas de las que han dado un paso al frente para visibilizar su compromiso a través de la campaña #DamosLaCara.

Este movimiento, ciudadano, social y no partidista, nace al inicio de la crisis provocada por la Covid-19. Varias asociaciones territoriales de Empresa Familiar propusieron visibilizar la actividad de sus socios para mostrar su apoyo ante los problemas sanitarios y económicos locales. Desde entonces, el movimiento Damos La Cara no ha dejado de crecer.

A todos les une un ADN ligado a la tierra y la vocación de aunar fuerzas para impulsar la iniciativa privada como motor de la actividad económica hacia un futuro sostenible. El Instituto de Empresa Familiar (IEF) y 18 asociaciones territoriales que representan a este colectivo a nivel regional se han sumado a este movimiento para respaldar y recoger esta labor de escucha y trabajo tan necesaria en un momento como el actual.

Recientemente, el Instituto de la Empresa Familiar y el IESE Business School han hecho público un informe sobre el relanzamiento de la economía española tras la pandemia provocada por la Covid-19, cuya principal conclusión es que la salida de la crisis pasa ineludiblemente por la empresa y por una colaboración público-privada estrecha, en la que primen por encima de todo los intereses generales y en la que se aproveche la experiencia que las empresas han ido acumulando a lo largo de estos meses.

El movimiento Damos La Cara se origina en las redes sociales y actualmente se agrupa bajo el hashtag #DamosLaCara y una plataforma web (www.damoslacara.com) en la que se van publicando testimonios, logros y propósitos de este colectivo. En ella, todas las empresas que quieran sumarse al movimiento pueden hacerlo.

Se trata de una iniciativa abierta que quiere reflejar la pluralidad de proyectos de empresas que van desde compañías centenarias que han sido capaces de ir adaptándose a la realidad de cada momento hasta iniciativas innovadoras que apuestan por el desarrollo tecnológico, la sostenibilidad y la internacionalización como vía de crecimiento, manteniendo siempre la raíz y esencia local en su lugar de origen.

La campaña EActíVate invita a las empresas españolas a activarse y compartirlo

Cada vez son más las voces dentro del mundo empresarial que lanzan un mensaje de confianza y nos proponen activarnos frente a la adversidad. #EActíVate, desarrollo de la campaña previa #EstoNOtienequePARAR, es un ejemplo que nos invita a salir de esta crisis sin tapujos: con valentía y creatividad.

Porque «la actividad empresarial es el viento que hace avanzar un país», #EActíVate anima a los empresarios de todos los sectores y tamaños a «acelerar» para salir reforzados de esta crisis. Con esta meta, los empresarios familiares creemos que debemos ser un apoyo clave entre nosotros, con el que poner en valor nuestra capacidad de esfuerzo para que la rueda de la economía nacional no pare.

#EstoNOtienequePARAR comenzó en marzo de este año, tras el decreto del estado de alarma, y logró aunar en dos meses más de 3.000 empresas pertenecientes a los diferentes sectores productivos del país. Tras esa aceptación, #EActíVate quiere convertirse en un impulso para generar empleo, activar a empresas y empleados, impulsar a emprendedores y poner en valor a empresarios.

Se buscan «locos» creadores de empresas, de empleo, de actividad y bienestar,  para servir como inspiración y referente al resto. Esos «locos» que apuestan por un sueño y lo reinventan las veces que haga falta para no dejar a nadie atrás. «Porque no es momento de ponernos límites».

La Empresa Familiar da un suspenso a la situación política nacional y pide protección al nuevo Gobierno

  • Los socios de ACEFAM muestran su preocupación por la situación a nivel nacional pero confían en sus propias posibilidades de cara a 2020
  • El 75,7% de los empresarios familiares de Cantabria prevé mantener o aumentar la plantilla y el 63,6% reinvertirá beneficios

La Empresa Familiar de Cantabria da un suspenso a la situación política nacional, a la que ha concedido una nota media de 1,21, un dato aún menor que el exiguo 2,97 con el que la evaluaron en el año 2018. Su percepción de la situación económica del país también ha empeorado, al pasar de una nota del 4,6 el año pasado a un 4 en 2019, según la encuesta anual sobre coyuntura realizada por la Asociación Cántabra de Empresa Familiar (ACEFAM), en la que se refleja un aumento de la preocupación por la situación a nivel nacional pero confianza acerca de las propias posibilidades.

Tal y como explicó su presidenta, Paloma Fernández, los empresarios familiares de Cantabria tienen confianza en sí mismos pero están “preocupados por la incertidumbre” a la que se sienten sometidos por agentes externos. “España necesita un gobierno estable, con unos presupuestos. La paralización que estamos sufriendo está siendo muy negativa para el país e influye, por supuesto, muy directamente en la gobernanza de Cantabria”, subrayó.

“Seguimos demandando estabilidad política y con visión a largo plazo, que genere confianza a la hora de tomar medidas para que nuestras empresas puedan seguir con sus proyectos de futuro. Somos los pequeños y medianos los que más aportamos a nuestro territorio. Estamos sometidos, en muchas ocasiones, a una inseguridad jurídica con la que es difícil trabajar.  Esto influye decisivamente en  el crecimiento de nuestras empresas”, señaló Fernández, que pidió a las autoridades que sean conscientes de “la necesidad de mimar a las empresas familiares”.

Encuesta de coyuntura

Según las previsiones de los empresarios familiares encuestados, el 39,4% espera para el próximo año un aumento de la cifra de ventas (un 16% menos que el año pasado) y el 30,3% confía en obtener un resultado similar al año anterior. Por el contrario, el número de empresarios que creen que sufrirán una reducción en sus ventas aumenta un 25% respecto al año pasado y alcanza el 30,3% de los encuestados.

Por otro lado, el 51,5% prevé mantener los niveles de empleo actuales, el 24,2% aumentar la plantilla y el 24,2% reducirla. De los resultados de la encuesta en este apartado, cabe destacar que el 87,9% de los empresarios familiares asegura que desea contratar a nuevos trabajadores pero no encuentra perfiles adecuados.

En este sentido, la gran mayoría considera que la creación de un modelo de FP dual ajustado a las necesidades actuales y futuras de las empresas es “urgente y prioritaria” y conceden a esta cuestión una importancia de 7,79, en una evaluación de 1 a 9. Además, el 100% de ellos se muestran abiertos a la posibilidad de realizar contratos formativos en su empresa.

Preguntados por cómo utilizarán los beneficios económicos que obtengan, el 63,6% afirma que reinvertirá en su empresa, el 18,2% lo utilizará para reducir deuda, el 9,1% lo empleará en la prospección de nuevos mercados y el otro 9,1% hará un reparto de beneficios entre los socios o accionistas de su empresa. Además, el 48,5% de los empresarios familiares encuestados afirmaron que prevén invertir en algún proceso de internacionalización, una cifra superior a la registrada en 2018, cuando sólo el 37% contestó afirmativamente a esta cuestión, y el 78,8% invertirá en innovación en 2019 (frente al 65,5% de 2018).

En el ámbito regional, la percepción de los empresarios familiares acerca de la situación económica de Cantabria no llega al aprobado: sólo el 12,2% la puntúa con un 5 o un 6 y el resto la califican con un suspenso, lo que genera una nota media de 2,85 frente al 4,28 cosechado el año pasado. Sin embargo, su percepción respecto a la situación política de la Comunidad ha mejorado más de medio punto, al incrementarse la nota media de 3,17 al 3,81 este año.

Acto de Navidad

En el tradicional acto de Navidad de ACEFAM participaron también la alcaldesa de Santander, Gema Igual, y el presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla. En este evento, se rindió homenaje a la familia Gómez Diego (Sobaos Serafina), por ser una empresa familiar centenaria, que constituye un ejemplo y estímulo para el resto de asociados de ACEFAM por su continuidad, generación tras generación, y por su trabajo en beneficio económico y social de Cantabria.

Además, durante este evento patrocinado por el Banco Santander, la presidenta del Grupo Panstar, Isabel Martínez, ofreció una charla acerca de este proyecto surgido después de la venta de su empresa familiar, Repostería Martínez, a Bimbo en el año 1999.

Ella y tres de sus hermanos apostaron por desarrollar un nuevo proyecto en el Levante para empezar de nuevo y hoy su empresa Panstar factura 350 millones de euros y da trabajo a 2.300 personas. Una historia que ilustra a la perfección los valores de la empresa familiar, como la cultura del esfuerzo, la capacidad de sufrimiento, la constancia, la responsabilidad, la integridad, la humildad y la disponibilidad al cambio.

Mesa redonda Acefam

You don’t have permission to view the content