ACEFAM apoya el informe del CES que propone la supresión del impuesto de patrimonio

La Asociación Cántabra de la Empresa Familiar (ACEFAM) respalda la propuesta del Consejo Económico y Social de Cantabria para suprimir el impuesto de patrimonio. Eliminar esta tasa, que apenas supone un 0,57% del presupuesto general de Cantabria, acabaría también con la denominada “doble tributación” a la que se ven obligadas buena parte de las empresas familiares de la región. “Estamos ante una imposición anacrónica que ni es fundamental para garantizar el Estado del Bienestar, ni facilita la actividad empresarial de la región” indicó Vicente Alciturri.

El presidente de ACEFAM invitó a las autoridades presentes en el acto de Navidad de la Asociación a considerar esta recomendación para 2023. “Las familias empresarias somos muy conscientes de nuestra responsabilidad fiscal” indicó Alciturri. “Sin embargo, lejos de generar equidad, este gravamen nos impide competir en igualdad de condiciones respecto a otras empresas familiares”. En ese sentido, Cantabria no solo no tiene bonificado el impuesto de patrimonio como otras autonomías, sino que sostiene un tipo máximo (3,03%) de los más altos de España.

La escasa trascendencia que tiene este tributo en la economía de la región es otro de los motivos que argumenta ACEFAM para respaldar su eliminación. De hecho, en los últimos 15 años, la recaudación de este impuesto se ha reducido un 51,25% y el número de contribuyentes ha disminuido un 18,37%. Así, en 2021, esta tasa únicamente la pagó el 1% de los contribuyentes de Cantabria (2.857 personas) y su recaudación ascendió a 15,7 millones de euros.

De lo que no quedó ninguna duda fue del compromiso de las empresas de ACEFAM con el desarrollo económico y social de Cantabria. “Si algo hemos demostrado las empresas familiares es que sabemos trabajar en tiempos de dificultad” dijo el presidente de una Asociación cuyos 68 integrantes representan más del 13% del Valor Añadido Bruto (VAB) generado por el conjunto de SL y SA de la región y son responsables de más de 8.000 empleos directos. “Ni nos fuimos durante la pandemia, ni nos iremos ahora, pero nos gustaría trabajar en las mismas condiciones que el resto”. En ese sentido, Alciturri recordó la necesidad de facilitar y agilizar los trámites administrativos como paso fundamental para incrementar el valor que las empresas familiares generan en Cantabria.

Más de un centenar de invitados acudieron al acto de Navidad de ACEFAM que, tras dos años sin celebrarse presencialmente por la emergencia sanitaria, recuperó su condición de cita de referencia para las empresas familiares. En ese sentido, Alciturri aprovechó la ocasión para anunciar que ACEFAM ha presentado su candidatura para albergar el Congreso Nacional de la Empresa Familiar en 2024. El presidente de la asociación ha recordado que conseguir traer el congreso a Santander sería la mejor manera de celebrar el 25º aniversario de ACEFAM. En la última edición, celebrada en Cáceres, participaron más de 500 representantes de empresas familiares procedentes de todo el país y representado a todos los sectores de actividad. Del mismo modo, el presidente de la territorial cántabra animó a todos los presentes a acudir a la cita nacional del año que viene, que se celebrará en Vizcaya.

Asimismo, Vicente Alciturri detalló las actividades más destacadas que se realizan durante el año para dar a conocer tanto los valores que caracterizan a este tipo de compañías como su aportación al desarrollo de la Comunidad. Iniciativas como el programa educativo la “Empresa Familiar en las aulas”; las becas en empresas familiares para estudiantes de grado o máster de la Universidad de Cantabria; la colaboración con Cámara de Comercio, CEOE CEPYME y el Gobierno de Cantabria para hacer un despliegue más efectivo de la FP Dual en la región; o el ciclo “Empresarios hablando con expertos” fueron algunos de los proyectos señalados.

El acto completó con una mesa redonda titulada “La Empresa Familiar, el latido que moverá España”. Óscar Sánchez Resta, director de Empresas y Pymes para Cantabria del Banco Santander, fue el moderador de una conversación protagonizada por Natacha Apolinario, directora general de Sushita; Rocío Hervella, fundadora y CEO de Prosol y expresidenta de la Empresa Familiar de Castilla y León y Andrés Sendagorta, presidente de SENER y máximo representante del Instituto de Empresa Familiar

Por último, justo antes del brindis y la cena de Navidad, se presentó una organización de carácter social, con la que ACEFAM comparte valores y propósito. En este caso, Tristán Mozimán explicó cómo surgió y a qué se dedica el proyecto “Espartanos”: una iniciativa de reinserción social a través del rugby que se desarrolla desde 2018 en el Centro Penitenciario El Dueso.