Trece empresas de ACEFAM participan en la segunda edición del programa “Empresa Familiar en las Aulas”

Dar a conocer el papel y la relevancia de la empresa familiar en la economía y en la sociedad actual; trasladar una imagen positiva sobre el empresariado familiar y sus valores más característicos y promover el espíritu emprendedor entre el alumnado que participa en la propuesta son los tres objetivos generales del programa “Empresa Familiar en las Aulas”. Una iniciativa formativa que acerca el mundo empresarial al ámbito educativo, reforzando de un modo práctico los contenidos del currículo académico.

Por segundo año consecutivo, la Asociación Cántabra de la Empresa Familiar (ACEFAM) y la Consejería de Educación, Formación Profesional y Universidades del Gobierno de Cantabria colaboran activamente para desplegar esta propuesta que tiene una gran aceptación entre alumnado, docentes y representantes empresariales. En la edición anterior, 535 estudiantes de 12 centros educativos diferentes adquirieron una idea mucho más formada de lo que suponen las empresas familiares para el desarrollo económico y social de Cantabria.

empresa familiar

El consejero Sergio Silva y el presidente de ACEFAM, Vicente Alciturri.

La presentación del proyecto “La Empresa Familiar en las Aulas” supone consolidar una propuesta en la que este año participan 13 empresas y otros tantos centros educativos de toda la región. Al igual que en el curso 22-23, tendrá alumnado de todas las etapas educativas. Así, habrá grupos de 5º y 6º de Educación Primaria, de 3º y 4º de Educación Secundaria y también de Bachillerato. Cada uno con unos criterios y uno objetivos adaptados a sus necesidades y capacidades cognitivas.

Alciturri ha señalado que cualquiera de los alumnos que participan “en algún momento puede tener la voluntad de emprender y ser empresario”. A su juicio es muy positivo que haya personas que hagan de su ilusión y su tiempo su profesión, porque de este modo crece el número de empresas que al fin y al cabo son “la fuente de ingresos que permite sostener todo este Estado del Bienestar que tenemos”.

La realización de “Empresa Familiar en las Aulas” ratifica la sintonía de colaboración que mantiene ACEFAM con el departamento que dirige Sergio Silva. El consejero afirma que “las empresas son necesarias para poder desarrollar curricularmente las titulaciones de Formación Profesional y además cumplen una función importante desde el punto de vista de la cultura financiera, “una competencia transversal que toda la ciudadanía debe adquirir”.

El proyecto Empresa Familiar en las Aulas también alinea a Cantabria con otras comunidades en las que el programa se ha consolidado como parte de la programación académica. Actualmente, la iniciativa se desarrolla en otras once comunidades autónomas y, sin contar la presente edición, ha trabajado con más de 20.000 estudiantes.

Actividad en los centros y en las empresas

empresa familiar

Enrique Ambrosio Orizaola durante su charla.

El programa inició sus actividades a finales de febrero, de la mano de Enrique Ambrosio Orizaola y la consultora IPS Norte. Primero, se desplazaron al IES Villajunco para impartir una charla informativa ante una quincena de estudiantes de 3º de la ESO. El proceso de enseñanza-aprendizaje tuvo continuidad con una visita del alumnado a la empresa, situada en el Parque Científico y Tecnológico de Cantabria.

Conocer la realidad de las organizaciones es la parte final de un planteamiento que se aborda en tres fases diferentes. En primer lugar, antes de que los escolares conozcan al empresariado familiar, se realizan varias sesiones de trabajo en cada centro educativo. Durante esta etapa, se planean aspectos como la importancia de las empresas familiares en el entorno más cercano, los valores de este tipo de organizaciones o los principales desafíos que tienen por delante.

Tras poner en contexto al alumnado y ofrecerles algunas claves sobre las familias empresarias, los representantes de las empresas familiares de Cantabria imparten charlas en los centros y explican en qué consiste su actividad o cuáles son sus líneas de trabajo prioritarias.

El tercer y último nivel implica una visita a las instalaciones de la empresa para poder observar y aprender in situ todos los conceptos trabajados durante las sesiones previas. En total, cuatro o cinco sesiones de trabajo adaptadas a las características de cada grupo para lograr un proceso de aprendizaje exitoso y una aproximación real al mundo de la empresa.

Imagina tu empresa

Como refuerzo a las actividades de fomento del emprendimiento previstas con los centros educativos y empresas, el programa se complementa con el concurso ‘Imagina tu empresa’. Un certamen en el que los participantes pueden idear su propia empresa a partir de lo que han aprendido con las charlas, las visitas y las sesiones de aula.

Los alumnos, que pueden concursar en equipos y bajo la supervisión de un profesor, tienen que presentar un proyecto de empresa que puede ser de cualquier sector o actividad económica, e independientemente de su viabilidad como negocio. Entre otros aspectos, tienen que detallar su nombre comercial, su organigrama, sector y localización. Además, deben realizar también una descripción de su actividad y sus procesos de fabricación y comercialización. Estos trabajos pueden ser presentados en diferentes formatos tanto escritos como audiovisuales, así como emplear otros elementos que enriquezcan su contenido.