Noticias Web
Apoyo y defensa de las empresas familiares de Cantabria

Los empresarios familiares quieren reivindicar su figura y seguir comprometidos con el futuro de España y Cantabria

  • Una amplia delegación cántabra asiste en Valencia al Congreso Nacional de la Empresa Familiar con el lema “Comprometidos con el Futuro”
  • ACEFAM quiere impulsar en Cantabria la creación de una asignatura sobre Emprendimiento y Empresa Familiar en la educación básica, tal y como ha hecho Castilla y León
  • Los empresarios familiares creen que necesitan una mayor presencia pública para que el conjunto de la sociedad aprecie su aportación al bienestar y al desarrollo socioeconómico del país

Santander, 30 de octubre de 2018. Una delegación de familias empresarias cántabras participa estos días en Valencia en el Congreso Nacional de la Empresa Familiar que reúne a unos 700 empresarios de todo el país. Los componentes de la expedición cántabra coinciden en la necesidad expresada en el encuentro, organizado por el Instituto de Empresa Familiar, de tener una mayor participación social para poner en valor la figura del empresariado. Las familias empresarias sienten la necesidad de explicar a la sociedad su contribución al desarrollo socioeconómico de Cantabria y España, así como su compromiso para abrir otro periodo de crecimiento y bienestar después de la última crisis.

Las familias empresarias cántabras coinciden con sus homólogos del resto de España en señalar la injusta imagen que se proyecta de los empresarios en diversos sectores de la sociedad. ACEFAM sostiene que el único objetivo de las familias empresarias es fortalecer sus empresas para transmitirlas a la siguiente generación y seguir creando riqueza y empleo en el entorno. Un objetivo que en la actualidad pasa por crecer y que por lo tanto necesita del apoyo de las instituciones y de una valoración positiva de la sociedad en su conjunto.

En este sentido ACEFAM pretende realizar acciones concretas que sirvan para estimular las vocaciones emprendedoras y una opinión positiva sobre los empresarios y las empresas como un bien social que preservar. Los miembros de la asociación consideran que hay que reivindicar el orgullo de ser empresario y transmitir sus valores desde edades tempranas a través del sistema educativo.

En la actualidad existe la intención de colaborar de forma muy estrecha con la comunidad educativa y las instituciones en la creación de un programa o incluso una asignatura sobre Emprendimiento en la educación obligatoria, un primer paso hacia un cambio cultural que facilite el progreso y el desarrollo económico de Cantabria. Así por ejemplo Castilla y León dispone ya desde este año de un programa pionero en el país que servirá para incorporar la cultura del emprendimiento y la empresa familiar al currículo de Primaria y Secundaria.

La visión a largo plazo y los valores, el alto nivel de reinversión del beneficio y el compromiso con el territorio donde se asienta son algunas de las características más relevantes de la Empresa Familiar. Razones por las que estas compañías han sabido defender mejor a las familias que dependen de ellas en los momentos de crisis, incluso a costa de su propia rentabilidad. Las empresas familiares tienen conciencia de que ese compromiso debe proyectarse hacia el futuro, por lo que el congreso que se está desarrollando en Valencia se ha convertido en una llamada a la acción para participar en un diálogo constructivo ante el resto de la sociedad, con el objetivo de avanzar en el Estado del Bienestar y trasladar una imagen real de la aportación social de las empresas familiares.